En los últimos días fue noticia la sobrevida de un feto luego de realizar un aborto a los cinco meses de gestación. El hecho ocurrió en el Hospital Masvernat de Concordia, es por esto, que el Ministerio de Salud de Entre Ríos, lanzó un comunicado pocas horas después de conocida la noticia, donde asegura que “algunos datos no son ciertos”.

Es por esto, que el equipo de Radio 9, logró comunicarse directamente con este organismo, logrando que Lucy Grimalt, referente del Programa de Salud Sexual y Reproductiva del Ministerio de Salud de Entre Ríos, nos cuente y nos elimine las dudas sobre cuáles eran los datos que estaban errados.

En primer lugar, resulta necesario destacar para Lucy, que el Ministerio debe “cumplir con el Código Penal, artículo 86 inciso 1, que es causal Salud. O inciso 2, que es causal violación. Esto ha sido debidamente interpretado por la Corte Suprema de la Nación en el año 2012, dónde da claras indicaciones al sistema de Salud, que tiene realizar un protocolo de actuación para que los equipos y los profesionales que van a intervenir tengan muy claro cuál es su actuación”.

Debido a la delicadeza del tema, el Minsterio, sin ánimo de ocultar información pero con el fin de proteger la intimidad de la paciente, asegura que “desde el Ministerio de Salud nos debemos, primero, a resguardar la intimidad y la confidencialidad de la persona que está involucrada en esta práctica. Segundo, decir que estamos trabajando desde el año pasado, cuando en realidad la provincia de Entre Ríos se adhiere al protocolo nacional de interrupción legal del embarazo (año 2012) y se ajusta a derechos. Cumpliendo con lo que había mandado la Corte Suprema de la Nación, estamos haciendo con los distintos equipos de salud de la provincia, instancias de capacitación para ir viendo cuáles son las dudas que tienen y qué conflictos. Porque no estamos negando que estamos frente a un tema que a veces, a algunas personas, le genera confusión. Ir trabajando con ellos, porque lo más importante que nosotros, tenemos que garantizarle a la población que va a poder acceder a todos los servicios que por Ley están descritos.”

Haciendo referencia al caso que ya es de público conocimiento, los datos falsos a los que hace referencia el área de Salud de la Provincia parten de un eje cierto, como la interrupción del embarazo a una niña de 13 años, que quedó embarazada producto de una violación. Pero niegan rotundamente la sobrevida del feto. Además aseguran y repudian la publicación de esta información ya que consideran que “todo eso entra en una cuestión morbosa de entrar en la intimidad, de violar lo que son los derechos del paciente, porque no solamente aquellas personas que trabajan con salud tienen que cumplir con lo que dice la ley en relación a lo que sucede con el paciente, pero en esto no se puede estar ventilando datos de estos.”

Por otra parte, Lucy Grimalt, utiliza el medio para “llevarle tranquilidad a la población”, y agrega: “nosotros siempre trabajamos ajustados a la Ley, en este caso como en otros, no se actuó fuera de la Ley. No se cometió ningún acto ilegal.”

 

Objeción de Conciencia del Médico

“Frente a los casos de interrupción legal del embarazo,la Corte Suprema fue muy clara. Si hay algún profesional de la salud que interviene en la práctica en sí misma y por convicciones religiosas o morales no puede cumplir con la Ley, pide hacerlo, es una excepción al cumplimiento de la ley. Tiene que hacer una nota que se denomina “Objeción de Conciencia” y el Director es el que tiene que prever que otro profesional lo haga. Nosotros estamos trabajando en esto, hay varios profesionales, no son muchos ni son la mayoría, pero hay algunos profesionales, médicos y médicas en la provincia de Entre Ríos que han presentado esta nota.” 

A esta aclaración, Grimalt asegura: “El mismo protocolo dice al Sector Salud, que en caso de violación no es necesario la denuncia ni acudir a la justicia para que dicte alguna orden, sino que con la declaración jurada y cuando es por menor de edad tiene que ser con un referente, un tutor, es el que firma la declaración jurada y el consentimiento informado. Y ahí hay que actuar. Nosotros en Salud tenemos que garantizar una práctica para que esta persona no intente hacer otra cosa por fuera y corra riesgo de vida y se muera. Es la Justicia la que se tiene que encargar del otro tema, porque nosotros no somos investigadores.”

¿Cómo se inicia el protocolo?

“Primero es una consejería, una conversación, una charla. Lo que hacemos es atender a esa adolescente o a esa niña de forma confidencial para escuchar la voz de ella, qué es lo que ella dice. Hay un resguardo muy importante de esa voz. Porque pueden haber un montón de circunstancias, cada hecho es muy particular.”

Muchas personas cuestionarían, o al menos plantearían la duda en si realmente la persona que solicita esta práctica, dice la verdad. En relación a eso, el Ministerio asegura: “Frente a la mentira y a la duda, porque en ese momento no podemos dilucidad si miente o no miente, hay que proceder de acuerdo al pedido de la práctica. Y después, por eso se le hace firmar la declaración jurada, si miente es responsabilidad de la persona.” Y en particular, Lucy Grimalt, agrega: “Siempre nos dicen que nosotras mentimos, mentimos cuando nos golpean, mentimos si decimos que nos han violado, nosotros siempre mentimos. Entonces, como esto es una cuestión cultural tan fuerte, de poner en duda la palabra de las mujeres, es necesario creer en la palabra de las mujeres, y en este caso, yo les puedo decir, en relación para hacerse un aborto y menos en estas épocas, no mienten. Pero supóngase que podemos estar en frente a un caso de mentira, la Corte Suprema, ¿Qué le dice a Salud? Ustedes lo tienen que hacer, porque para eso firmó la Declaración Jurada, en todo caso después habrá alguien que denuncie, que diga es mentira lo que dice. Pero no se puede poner en duda.”

Para finalizar sostiene que, también existe la posibilidad para aquellos embarazos muy avanzados cuyas mujeres no sienten ese tránsito como algo favorable, ya sea porque no se sienten cómodas, no desean tenerlo o porque, simplemente, no lo sienten como un embarazo; el Estado realiza un acompañamiento por el tiempo que quede de gestación, sabiendo que ese bebé, tendrá una familia adoptante. De esta manera, garantiza la vida de la mujer gestante, la vida del feto y finalmente, la identidad de ese bebé por nacer.

Escuchá la nota completa:

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here