Este martes, tras la media sanción que obtuvo en 2018, el proyecto que permite la Interrupción Voluntaria del Embarazo hasta la semana 14, vuelve a presentarse en la Cámara de Senadores. Cabe destacar que es en concordancia con el Día Internacional de Acción por la Salud de las Mujeres.

La Campaña por el Aborto Legal Seguro y Gratuito destacó que la iniciativa ingresará al Congreso con algunas modificaciones respecto al proyecto que fue aprobado el año pasado en Diputados y rechazado en el Senado.

En su primer artículo, se define a la Interrupción voluntaria del embarazo “En ejercicio de sus derechos humanos, toda mujer u otras identidades con capacidad de gestar tienen derecho a decidir voluntariamente y acceder a la interrupción de su embarazo hasta las catorce semanas, inclusive, del proceso gestacional.”

Por otra parte, desarrolla el concepto de Salud Integral, el cual “debe interpretarse sin excepción conforme a la definición que establece la Organización Mundial de la Salud (OMS): La salud es un estado de completo bienestar físico, mental y social y no solamente la ausencia de afecciones y enfermedades.”

La interrupción legal del embarazo, se plantea hasta la semana 14 de gestación (inclusive), para toda mujer o persona gestante, pero si el caso fuera más allá del periodo de tiempo establecido, será posible dicha interrupción en caso de embarazo producto de una violación, con el solo requerimiento y la declaración jurada de la persona ante el/la profesional o personal de salud interviniente; y si estuviera en riesgo la vida o la salud integral de la mujer o persona gestante. 

Uno de los motivos que llevó a la Campaña por el Aborto Legal, Seguro y Gratuito, fueron las muertes de mujeres en centros clandestinos al no contar con la atención de un profesional de la salud. Es por esto que este proyecto de Ley, busca garantizar “el cumplimiento de las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud para acceder a una práctica segura y una atención que respete su privacidad durante todo el proceso y garantice la reserva de la información aportada”, como así también debe proporcionarse toda la información necesaria “sobre los distintos métodos de interrupción del embarazo, los alcances y consecuencias de la práctica y los riesgos de su postergación. También, en cuanto a la información, es completamente necesario que, “La información provista debe ser objetiva, pertinente, precisa, confiable, accesible, científica, actualizada y laica de manera tal que garantice la plena comprensión de la persona. El sistema de salud debe garantizar un/a intérprete de la lengua o idioma en la que se comunica la persona que requiere la práctica.  En el caso de las personas con discapacidad se debe proporcionar en formatos y medios accesibles y adecuados a sus necesidades. En ningún caso puede contener consideraciones personales, religiosas o axiológicas de los/as profesionales de la salud ni de terceros/as.”

Una vez realizada la interrupción del embarazo, la persona debe contar con la información necesaria para conservar su salud posterior a la intervención, como así también el “acompañamiento en el cuidado de la salud e información adecuada y confiable sobre los distintos métodos anticonceptivos disponibles, así como la provisión de los métodos anticonceptivos previstos en el Programa Médico Obligatorio y en la Ley 25.673 o la normativa que en el futuro la reemplace.”

En el caso de las personas menores de 13 años, se requerirá su consentimiento informado con la asistencia de al menos uno de sus progenitores para la Interrupción del Embarazo. En cambio, si se encuentre en el rango de edad entre 13 y 16 años, se considera que ya cuenta con aptitud y madurez suficiente para decidir la práctica y prestar su consentimiento.  En el caso de existir intereses cruzados entre la paciente y el adulto responsable, será el profesional interviniente quién deberá decidir de acuerdo a lo preceptuado en el art. 26 del Código Civil y Comercial de la Nación. La persona mayor a 16 años, se considera con la plena capacidad para la elección o no de la práctica.

En su última parte, el Proyecto establece la aplicación en todo el Territorio Nacional, la implementación de la Ley de Educación Sexual Integral “estableciendo políticas activas para la promoción y el fortalecimiento de la salud sexual y reproductiva de toda la población.”

Por otra parte, pide la Despenalización del aborto.

Para finalizar, es grato aclarar que esta ley no busca la aprobación del Aborto como práctica anticonceptiva.

¿Aborto legal o clandestino?

Tras no recibir la sanción del Senado en 2018, no se avanzó en el problema, por el contrario. Cientos de mujeres murieron por abortos clandestinos. Es por eso que este proyecto vuelve a teñir de verde más de 100 ciudades de nuestro país.

Educación Sexual para decidir

Anticonceptivos para no abortar

Aborto Legal para no morir

PROYECTO DE LEY: INTERRUPCIÓN VOLUNTARIA DEL EMBARAZO
Interrupción Voluntaria del Embarazo - Mayo 2019

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here