Luego de la marcha de mujeres el último 5 de diciembre, comenzaron a circular en redes sociales posteos que hacían referencia a casos de abuso por parte de Humberto Quinodóz, profesor de Nactación del Club Regatas Uruguay. 

Posteriormente, las autoridades del club, lanzaron un comunicado asegurando no conocer ninguna denuncia penal al respecto. Radio 9, dialogó con el Presidente de dicho club, Diego Cherot, quién comentó cómo se tomó el tema en la Institución:

“En principio una situación no deseada y muy fea para el club y especialmente para los miembros de la Comisión Directiva. Tenemos muchos problemas, como cualquier club, pero nunca nos imaginamos una situación como esta. Ante este tema, ese comunicado que salió fue por una marcha que hubo. A la cual, nosotros también agregamos que no nos oponemos a que este grupo de chicas que reclaman lo que ellas consideran justo. Sino nosotros, solamente, queríamos aclarar que el Club Regatas hasta ese momento, jueves, no había recibido denuncia alguna. Yo me apersone en Fiscalía ese mismo día, que llegaron por medio de WhatsApp y Facebook las pancartas, y no había denuncia alguna. Personalmente me puse a disposición de Juan Pablo Gil, quién era el Fiscal de turno, y ese mismo jueves a las 17 horas, lo apartamos del cargo a Quinodóz. El viernes, al otro día, a las 8.58, formalmente, dirigimos una nota al coordinador de Fiscales Fernando Lombardi, donde el Club estaba a disposición para lo que necesite y para esclarecer esta situación. A la misma tarde nos reunimos con otro grupo de gente del club. Donde también manifestaron conocer casos, pero no sabían quienes. Vino un padre de una víctima a manifestar lo que había vivido hace mucho tiempo, y que ahora su hija, gracias a estos grupos puede manifestarselo, y ahí nos pusimos a entera disposición.”

Cherot deja en claro, que en lo que respecta al Club Regatas Uruguay, y a su Directivos, no abalan ningún tipo de hecho de esta índole. La denuncia fue de situaciones de entre 12 y 14 años atrás, pero la víctima recién ahora tomó el coraje y valentía de contarlo.

Respecto del secreto a voces que anuncian algunos miembros del club, Diego asegura: “yo nunca escuché nada. Quinodóz debe haber estado en el club, más de 30 años. Con él han trabajado muchos profesores, porque era ayudante de profesores. Pasó mucha gente, muchos chicos. Puede haber gente que esté a favor, gente que esté en contra, profesores que fueron compañeros de él, imagináte cómo se deben sentir. No es fácil lo vivido.”

Para finalizar, agrega: “Estamos a favor de ellas y del lado de ellas. Estamos sujetos a lo que pase en la justicia. No es que no les creemos, para nada. Yo quiero trasmitirle a la gente de la sociedad que Regatas, es un club que tiene su antigüedad y que van miles de personas y que vayan tranquilos porque esto es un hecho aislado y nosotros como institución les damos todas las garantías.”

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here