Ante el avance de la ola de calor y habiéndose detectado problemas de presión de agua en algunas zonas de la ciudad, a partir de este lunes se incrementará el control y las inspecciones por derroches de agua potable.

Con el propósito de controlar el uso indebido que algunos vecinos hacen del servicio de agua potable y dar una respuesta más efectiva a las denuncias de otros damnificados, se intensificarán en Concepción del Uruguay los operativos de inspección en la vía pública. Con ello se busca detectar derrames, lavados de autos, riegos y usos restringidos para la época. En este sentido, se supo que se realizarán inspecciones y actas de constatación de acuerdo a las denuncias que se fueron recibiendo y ese será el paso previo a las multas correspondientes en cada situación. A todo esto, se solicitó la colaboración de los vecinos para que denuncien todo tipo de derroche o mal uso del servicio del agua.

La decisión se adoptó desde la Secretaría de Gobierno, ante el aumento del número de denuncias, por parte de los vecinos y a los reclamos por la baja presión del agua en diferentes barrios de la ciudad.

De acuerdo a lo informado, esta medida, de carácter preventivo, tiene por objeto tomar los recaudos necesarios para garantizar el suministro en los barrios, monitorear y evaluar la situación actual de cada zona de Concepción del Uruguay en cuanto al abastecimiento y determinar acciones inmediatas ante la continuidad de la ola de calor, principalmente en aquellos sectores donde se registran inconvenientes en el servicio durante el verano.

Si bien la producción de agua potabilizada se realiza con normalidad y con la capacidad máxima de la planta, no da abasto, debido a los intensos calores y al uso no responsable del agua. Para las zonas más altas, tales como María Auxiliadora, 50 Viviendas, Villa Itapé y Santa Rita, se dispuso el trabajo permanente de camiones cisternas a fin de proveer el agua en los tanques de reserva de los vecinos. De igual modo, y hasta que finalice esta ola de calor, se incrementará la cantidad de equipos cisternas municipales para aquellos barrios que manifiesten inconvenientes.

Desde la comuna, se solicita que los vecinos denuncien el derroche de agua comunicándose con los teléfonos 103, de Guardia Urbana, y 427626, de Servicio de Atención al Vecino, a los fines de que los inspectores concurran al lugar en forma rápida.

Vale recordar además la necesidad de que todos tomemos conciencia del cuidado del agua, por lo que se solicita un uso racional de la misma a fin de que todos podamos hacer uso de ella, lo que se logra si evitamos el derroche.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here