Las opositoras denunciaron que fueron hostigadas por seguidores del régimen tras salir de una misa en La Habana. Además,casi 30 mujeres del grupo fueron retenidas durante tres días en su sede.

El incidente se produjo ayer tras una marcha de la que participaron unas 50 integrantes del colectivo disidente para recordar a su fallecida líder, Laura Pollán, en una calle cercana a una iglesia de La Habana. El grupo fue rodeado por partidarios del régimen que les gritaron y corearon “gusanas”, “mercenarias” y consignas revolucionarias, en presencia de las fuerzas policiales que cortaron el tráfico.

Según relataron, las mujeres se sentaron en el suelo en medio de la calle en actitud de resistencia a abordar varios autobuses, a los que fueron forzadas a subir entre empujones por parte de los participantes de un nuevo “Acto de Repudio”, como se denominan estas manifestaciones de oficialistas contra los disidentes.

Fuente : infobae.com

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here