El próximo lunes dará comienzo en ciudad el juicio por el cuádruple crimen que tiene como imputado a Juan Pablo Ledesma.

El sujeto vivía con Johana Carranza y sus dos pequeñas hijas en el barrio 134 Viviendas. La pareja era feligresa de una Iglesia Evangélica ubicada en el bulevar Yrigoyen y todo parecía ir bien.

Sin embargo en agosto de 2016, la mujer radicó una denuncia por violencia de parte de su marido y este fue obligado a abandonar el hogar por mandato de la justicia. Tenía además una medida de no acercamiento a Carranza, pero veía regularmente a sus hijas.

El 4 de noviembre se llevó a las niñas a Basavilbaso, luego llevó a Concepción del Uruguay y en el camino hablaba con su exmujer diciéndole que quería hablar con ella y preguntando si en el lugar se encontraba “Carlitos”, que en ese momento era pareja de Johana.

Llegó al lugar en un remís, ingresó solo a la vivienda poco después volvió a buscar a sus hijas e ingresó con ellas. Poco después las tres mujeres salieron huyendo de la casa mientras Carranza clamaba por una ambulancia. Él tomó a las niñas y volvió a ingresar mientras ella gritaba que “a las nenas no”.

Adentro ya estaba muerto Carlos Peralta de certeras puñaladas. Luego ultimó a Carranza y a las niñas, para asestarse unos puntazos a sí mismo, aunque no tuvo riesgo de vida. A todo esto desde Basavilbaso llegaron angustiados su madre y otros familiares quienes sospechaban que algo había ocurrido.

La policía entró a la vivienda y se encontró con la tremenda escena: Carranza, las niñas y Peralta muertos y Ledesma herido.
A un año, tres meses y un día del tremendo hecho, finalmente el autor de la tragedia estará frente al tribunal encargado de juzgar sus actos delictivos.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here