Desde la Coordinación General de Servicios públicos realizaran el próximo miércoles 3 de mayo una campaña de recolección de teléfonos celulares en desuso, como así también baterías y demás accesorios. Quienes quieran depositar estos elementos responsablemente, podrán llevarlos a Plaza Ramírez, en la intersección de Eva Perón y 9 de Julio, de 8.00 a 12.00 horas.

Los celulares contienen metales pesados y sustancias químicas tóxicas persistentes que contaminan el medio ambiente y afectan la salud, como níquel, cadmio y litio, sobre todo en las baterías recargables. Además, muchos de sus componentes poseen materiales valiosos -como oro y cobre- que pueden recuperarse en vez de disponerse en rellenos sanitarios o basurales a cielo abierto.

Nextel Argentina fue la primera empresa que presentó al organismo un plan y desde 2006 recolecta en sus sucursales las baterías que devuelven sus clientes, que son enviadas y almacenadas transitoriamente en un depósito donde las revisan y clasifican en reutilizables y no reutilizables.

El proceso de reciclado se inicia cuando las baterías en desuso son depositadas en las urnas de recolección. Después son retiradas por una empresa especializada en residuos electrónicos que las acopia y prepara para su posterior envío a una planta de reciclado en el exterior, donde se procesan para obtener nuevamente materias primas como litio, cobalto o níquel, con una calidad tal que permiten ser usadas como insumos de nuevos procesos industriales.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here