El jefe de los empleados bancarios, Sergio Palazzo, pidió disculpas por el nuevo paro que realizan este lunes y martes y dijo que “no hay negociación”. En ese sentido, reconoció que las negociaciones paritarias se encuentran estancadas. “La semana pasada tuvimos reuniones con banqueros, ofrecimos que paguen el bono de principio de año y ese 9 por ciento de aumento lo den como adelanto y cuando fueron a la reunión dijeron que Triaca les dijo que no”, contó. 

Por su parte, el presidente de la Asociación de Bancos de la Argentina (ABA), Claudio Cesario, señaló ayer que las negociaciones con La Bancaria “están estancadas” y dijo que Palazzo, “se ha alineado con el kirchnerismo” por lo que consideró que la medida de fuerza se debe a “cuestiones políticas”.

“Acá no hay negociación. Es esto o nada. Bueno la respuesta del otro lado es que también se mueven fichas”, sentenció el gremialista. Y agregó: “Pido disculpas por el paro y comprensión a la gente, pero no nos dejan otro camino”.

El gremialista detalló que la parte empresaria se negó a pagar “el bono a principio de año que se cobra hace diez años con aportes previsionales”, que además la suma fija por el día del bancario sólo accedió a pagar una parte y que “la parte sujeta a convenio no lo va a pagar, eso disminuye un 30%” el salario.

Además, respecto al porcentaje de la paritaria, explicó: “Siempre hemos cobrado la presumible inflación en un sólo pago; y ahora han ofrecido 9% de aumento y que cuando la inflación lo supere lo actualizan”.

Y sentenció: “Si es sin cláusula gatillo, el único dato de la realidad que vamos a aceptar es la inflación anterior, les sugeriría que tomemos lo que publicó el Banco Central en febrero: si pagan el 19,4 por ciento como dice el Banco Central con cláusula gatillo retroactivo al primer día del acuerdo está todo bien, firmamos y no hay problema”.

Según el líder de La Bancaria, con la oferta actual del sector empresario “un sueldo promedio pierde 33.000 pesos anualmente y un sueldo inicial 36.000”.

Sin embargo, el titular de la parte empresaria, Cesario, explicó que “el salario del empleado bancario fue totalmente recompuesto durante 2017” y precisó que “la inflación fue del 24,8 % y el salario se ajustó en un 24,8 %. Lo que planteamos al sindicato es que nosotros no tenemos necesidad de recomponer salarios en base a la inflación pasada”.
(Fuente: Clarín).

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here