“…Cuando debo optar entre la charla amena y el debate ardiente, elijo el segundo, porque renunciar a confrontar ideas es optar por el silencio, y el silencio es un mal consejero cuando se tiene cierta edad…”

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here