La polémica por la entrega de las 80 viviendas en San Isidro, las usurpaciones de casas sin terminar por parte de vecinos del Barrio Ex Circuito Mena y las diferentes detenciones o intervenciones de la justicia en la toma de terrenos en nuestra ciudad, se sigue extendiendo con el pasar de los días.

Respecto a este tema, y luego de varios intentos, Radio 9 logró comunicarse con Luis Uriona, Inspector de la Secretaría de la Vivienda de la Nación en al Provincia de Entre Ríos.  Él es quién se encarga de inspeccionar las obras que tienen el financiamiento de la Secretaría de Vivienda y ha sido parte fundamental en el trabajo sobre el programa que se ejecuta desde el año 2007/2008 llamado “De los Pueblos Originarios y Viviendas Rurales”.

Por otra parte, Uriona, fue quién realizó un informe hace aproximadamente 7 meses planteando la situación de los dos complejos de 80 viviendas cada uno. Uno de los programas, está “financiado al 100% por el Estado Nacional, y la obra a un 90%”, éste plan es el que se entregó, por parte del Municipio en el Barrio San Isidro a vecinos del Barrio Tavella. El otro complejo de 80 viviendas, presenta “el 70% de financiación por parte del Estado y la obra se encuentra a un 35%”. Este último caso, son las que fueron usurpadas por parte del Barrio Mena.

El Arquitecto Uriona, asegura que “la Unidad Ejecutora de estas viviendas es el Municipio, es un convenio que hizo la Secretaría de Vivienda de la Nación, la Unidad Ejecutora Provincial de programas especiales, la famosa UEPE y el Municipio de Concepción del Uruguay.” El Gobierno local, “tenía la responsabilidad, hacía de la Unidad Ejecutora Local, o sea, era el que se responsabilizaba de conseguir el terreno, darle todas las condiciones de infraestructura, administrar la ejecución de la obra y en paralelo, proveer de todos los aspectos sociales que es: el listado de los adjudicatarios, los estudios socio-económicos de cada uno de ellos, que de alguna manera daban la justificación social de la inversión. Ese acuerdo se hizo en el año 2013, cuando nosotros encontramos esa situación, comenzamos a informar porque veíamos las obras paradas y había un financiamiento que no era acorde.” 

Tal informe, fue realizado hace 7 meses y elevado al área de Evaluación y Seguimiento de Obra de Secretaría de Vivienda de la Nación y ellos fueron los encargados de comunicarse por este tema con la Intendencia de Concepción del Uruguay. Independientemente que el convenio haya sido firmado por la Intendencia anterior, Carlos Scheppens, “existe continuidad institucional y de hecho, quién toma la decisión de entregar estas 80 viviendas al 90% fue el Intendente, quien tiene el cargo de Unidad Ejecutora Loca”, dijo Uriona.

El dinero suministrado para la construcción de las viviendas, era correspondiente al avance de la obra, no obstante, “en este programa, los avances no son ejecutado, certificado, pagado. En esta caso, se exigía que la obra estuviera en un 50% para volver a desembolsar. Hubo un problema de defasaje entre lo certificado y lo pagado.”

Las viviendas que acaban de entregarse, fueron una decisión exclusiva del Municipio. “Así tiene que ser, no tengo elementos para decir cuál fue el compromiso para finalizar, porque honestamente lo ideal, sería completar el 10% con la gente adentro. El otro caso es grave, porque viviendas al 35% son inhabitables.” Dice Luis, haciendo referencia a la necesidad de la finalización de las obras.

En cuanto a la usurpación de viviendas, frente al Hospital Viejo, no cabe dudas para el Funcionario que “la responsabilidad es de la Unidad Ejecutora Local, porque son los que tenían que administrar la obra y a su vez impedir que alguien ajeno a la obra.”

Ante las situaciones que circulan día a día, sobre familias que se instalan en los asentamientos para ser beneficiados con una casa o la posibilidad de venderla el día de mañana, Uriona dijo: “la Secretaría de Vivienda de la Nación está desarrollando una tarea que nos está siendo muy dificultosa, pero insistimos; en la creación de un registro único de adjudicatarios de viviendas, para que no suceda esa contradicción. ¿Por qué? Porque hay viviendas que entregan los Municipios, hay viviendas que entrega el IAPV, hay viviendas que ha entregado el Banco Hipotecario, con financiamiento parcial del Estado; por distintas vías. El Estado Nacional está pidiendo a todas las jurisdicciones, a todos los Municipios, a todas las Provincias que nos pasen todos los archivos históricos de todos los adjudicatarios para que cuando se autorizan planes o cuando se regularizan situaciones.”

¿Qué dice el convenio que firmó el Municipio Uruguayense?

El convenio que firmó la Intendencia de Concepción del Uruguay con la Secretaría de Vivienda, dice claramente que a los 6 meses de entregada la obra se tienen que dar los títulos de propiedad en favor de los adjudicatarios, a su vez hipotecar e incorporar en un plan de pago, porque estas viviendas se tienen que pagar. Independientemente que sean viviendas sociales no se pueden regalar, se tiene que establecer con una cuota accesible. Inclusive se plantea un ejemplo para poder establecer pauta. Se tienen que pagar porque también eso, el día de mañana, se debe incorporar en un sistema de reeinversión, porque sabemos que vamos atrás del déficit habitacional. Entonces si no incorporamos todos los financiamientos posibles, entre ellos, el recupero de las viviendas que se han financiado, vamos a seguir muy atrás”, asegura esto reconociendo la falta de hogares para la familias argentinas.

Es importante destacar que las viviendas no pueden ser vendidas una vez que se entreguen las escrituras, ya que, tal como dice el convenio firmado por la Municipalidad, estarán “hipotecadas en favor del Municipio y con un plan de pago”.

La cuota la determina el Municipio, basándose en un ejemplo contemplado en el convenio. “se multiplica el precio del metro cuadrado, dando el valor total de la vivienda; esto se divide por la cantidad de años o meses que estaría el plan y se obtiene la cuota.  Este monto va a un fondo que tiene que hacer el Municipios de recupero y éste tiene que decirle a la Secretaría de Vivienda  en qué está reinvirtiendo ese dinero. Naturalmente, se plantea que la reinversión tiene que ser en más viviendas.” 

¿Y si el Municipio decide regalar la casa?

“Nadie puede regalar una casa, por más que sea el Presidente de la Nación. Nadie puede dar en propiedad algo que no es suyo. Los Intendentes, los Presidentes y los Gobernadores administran recursos”, insiste Uriona.

Escuchá la nota completa:

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here