La Asociación Francesa por el Parto Respetado, comenzó con esta iniciativa en 2004. Desde ese momento se replica en distintos países teniendo como objetivo principal, visibilizar la manera en la que se atienden los partos en todo el mundo y exigir el cumplimiento de los derechos de la mujer y el niño o niña que está por nacer.

En Argentina existe la Ley 25.929, sancionada y promulgada en 2004 y reglamentada en 2015, la que defiende los derechos de los padres y recién nacidos durante el momento del trabajo de parto, parto y post parto.

Justamente, a esto hace referencia el término “parto respetado” o “parto humanizado”, a respetar los derechos y las particularidades de cada familia, como la etnia, religión, nacionalidad; acompañando a través de la toma de decisiones seguras y, sobretodo, informadas.

Este movimiento implica generar un espacio en dónde la mujer y el niño por nacer o ya nacido, sean los protagonistas y dónde el nacimiento se desarrolle de la manera más natural posible. Es necesario que la mujer siga su propio impulso de parto, tratando de evitar cualquier tipo de intervención innecesaria, así como a decidir la forma de controlar el dolor durante el parto.

Es por eso que, desde el 13 al 17 de mayo, desde el año 2004, se celebra la Semana Mundial del Parto Respetado. Durante estos días, diferentes ciudades alrededor del mundo, buscan generar conciencia sobre la existencia de la Ley antes mencionada, para evitar así cualquier tipo de violencia obstétrica.

El lema de este año en todo el mundo es “el poder de parir está en vos”, haciendo referencia al derecho que poseen las mujeres a tener una atención digna y respetuosa al momento de dar a luz. Es fundamental que el equipo de salud y la institución, respeten sus requerimientos, en tanto no se comprometa la salud de la madre y el niño/a.

Es importante saber que la parturienta, tiene el derecho a un parto en el que se respeten los tiempos biológicos y fisiológicos, evitando prácticas invasivas y suministro de medicación que no estén justificadas.

Un ejemplo de prácticas invasivas, en la que primero se pone el dinero, en vez del protagonismo a la madre y el niño/a, son las “cesáreas innecesarias”. La Organización Mundial de la Salud, establece que la tasa ideal de cesáreas, debe oscilar entre el 10 y el 15%. Pero en la actualidad, es del 70%.

Los Derechos.

De la madre:

  • Elegir lugar y forma en la que va a transitar su trabajo de parto y la vía de nacimiento.
  • Ser considerada como persona sana y ser protagonista de su propio parto.
  • Contar con información sobre la evolución de su alumbramiento, el estado de su hijo y la situación en general.
  • Puede estar acompañada por una persona de su confianza y elección durante el trabajo de parto, parto y posparto, cualquiera sea la vía de parto, ya sea vaginal o cesárea.
  • Tener al hijo a su lado durante la permanencia en el establecimiento sanitario, siempre que el recién nacido no requiera de cuidados especiales.
  • Ser informada, desde el embarazo, sobre los beneficios de la lactancia materna y recibir apoyo para amamantar, así como debe ser enterada sobre los efectos adversos del tabaco, el alcohol y las drogas sobre el hijo y ella misma.

 

Del recién nacido:

  • Ser tratado en forma respetuosa y digna; a la vez a que a su inequívoca identificación e internación conjunta con su madre en sala.
  • Que sus padres reciban adecuado asesoramiento e información sobre los cuidados para su crecimiento y desarrollo, así como de su plan de vacunación.
  • Con bebés prematuros o nacidos en otras situaciones de riesgo, el padre y la madre pueden exigir recibir información comprensible, suficiente y continuada, en un ambiente adecuado, sobre el proceso o evolución de la salud de su hijo o hija, incluyendo diagnóstico, pronóstico y tratamiento.
  • Acceso continuado a su hijo mientras la situación clínica lo permita, así como a participar en su atención y en la toma de decisiones relacionadas con su asistencia.
  • Consentimiento informado sobre cualquier práctica médica que se le realice al niño.
  • Que se facilite la lactancia materna del recién nacido y recibir asesoramiento e información sobre sus cuidados especiales.

La Licenciada en Obstetricia, Carina Leiva, charló con Radio 9 y nos contó cómo se comienza a implementar el Parto Respetado en Concepción del Uruguay.

Escuchá la nota completa:

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here