Según estimaron especialistas, la medida es para aguardar una mejora en los perfiles de humedad que garanticen una correcta implantación de los cuadros oleaginosos.

En ese contexto, el área cubierta se estancó en poco más del 75 por ciento de las 18,85 millones de hectáreas previstas para la siembra en esta campaña.

La cifra exhibe apenas un avance de casi un uno por ciento interanual en los trabajos de cobertura.
Entre Ríos es una de las provincias con mayor superficie implantada, pero que aún transita un estadio vegetativo.
Según informes técnicos realizados por la Bolsa de Cereales de Buenos Aires, de las poco más de 14 millones de hectáreas implantadas con soja, se estima que hasta el momento un 83 por ciento corresponde a lotes de primera y otro 17 por ciento a soja de segunda.
Fuente: analisisdigital.com.ar

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here