El Senado nacional sancionó este miércoles 29 la ley que habilita el uso del cannabis medicinal, pone en marcha en el país la investigación médica y científica y garantiza el acceso gratuito al aceite que se extrae de la planta, que en un principio se importará desde los Estados Unidos. La norma fue impulsada por las familias de personas que sufren dramáticas enfermedades y son usuarios del aceite de cannabis, y por sectores de la comunidad médica y científica que defienden su uso terapéutico. El proyecto que ya tenía media sanción de la Cámara de Diputados fue presentado por la diputada nacional entrerriana Carolina Gaillard (FpV).

La ley establece que se fomentará la producción en el país, a través de los laboratorios públicos nucleados en ANLAP (Agencia Nacional de Laboratorios Públicos). La idea es que hasta tanto se ponga en marcha la producción nacional, la ANMAT permitirá la importación de aceite que se fabrica en los Estados Unidos.

El autocultivo de cannabis para producir el propio aceite y que reclaman asociaciones como Mama Cultiva quedó excluido de la legislación y por lo tanto seguirá siendo ilegal. Asimismo, la oposición lo seguirá reclamando, pero acompañó igual el proyecto del oficialismo de Cambiemos, más “restrictivo”, igualmente considerado un avance.

Según la ley, las personas que se incorporen al programa del Ministerio de Salud tendrán garantizado “el acceso gratuito al aceite y demás derivados”. Además, se podrá autorizar el cultivo de cannabis por parte del Conicet y del INTA, con fines de investigación médica y científica, y para elaborar la sustancia para el tratamiento.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here