La Ley 26.743 de Identidad de Género, establece en su primer artículo el Derecho que poseen las personas sobre su Identidad, el cual se conforma por el reconocimiento de la misma, el libre desarrollo de su persona de acuerdo a su identidad y a ser tratada de acuerdo a ella.

Gracias a la existencia de esta Ley, en Mar del Plata, Tito pudo realizar su cambio de género. Es un niño de 5 años, que desde hace 3 manifestó su disconformidad a la identidad que le habían adjudicado por haber nacido con genitales femeninos.

Desde el enojo por no querer utilizar vestidos, el pedido a sus padres para cortarse el pelo y solicitar que no le digan “princesa”, sino “caballero”, la familia de Tito, autoridades del colegio, y profesionales, comenzaron a introducirse en el proceso que el niño estaba atravesando.

Tres años antes de comenzar con el trámite, Tito pidió no ser llamado por el nombre femenino que figuraba en su documento, luego les solicitó a sus maestras actuar de bombero con sus amigos varones, y no de bombera, como las nenas del aula. Atendiendo a esta situación, el colegio desarrolló, junto a las Áreas de Derechos Humanos (municipales y nacionales), charlas sobre Identidad de Género con padres y docentes de la institución.

¿Qué es la Identidad de Género?

Tal como lo define la Ley, es la “vivencia interna e individual del género tal como cada persona la siente, la cual puede corresponder o no con el sexo asignado al momento del nacimiento, incluyendo la vivencia personal del cuerpo. Esto puede involucrar la modificación de la apariencia o la función corporal a través de medios farmacológicos, quirúrgicos o de otra índole, siempre que ello sea libremente escogido. También incluye otras expresiones de género, como la vestimenta, el modo de hablar y los modales.”

¿Cambio de género a un menor de edad?

Sí. Si bien el mismo documento establece en sus requisitos ser mayor de 18 años en su cuarto artículo, en el siguiente establece la posibilidad de hacerlo a niños o niñas menores de edad:

“Con relación a las personas menores de dieciocho (18) años de edad la solicitud del trámite a que refiere el artículo 4º deberá ser efectuada a través de sus representantes legales y con expresa conformidad del menor, teniendo en cuenta los principios de capacidad progresiva e interés superior del niño/a de acuerdo con lo estipulado en la Convención sobre los Derechos del Niño y en la Ley 26.061 de protección integral de los derechos de niñas, niños y adolescentes. Asimismo, la persona menor de edad deberá contar con la asistencia del abogado del niño prevista en el artículo 27 de la Ley 26.061.”

Hoy, los padres de Tito aseguran: “teníamos una nena triste, hoy tenemos un nene felíz”.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here