Esto ocurre luego de que el Gobierno nacional autorizara a que el partido se juegue con público, pese a los incidentes del miércoles en Córdoba.

Es para preservar las pruebas de los incidentes e investigar si ingresaron 12 mil personas más que las permitidas.

El fiscal penal, contravencional y de faltas de la Ciudad de Buenos Aires Gustavo Galante ordenó  a la Policía clausurar el estadio de River, una vez que se desaloje por completo.

La medida apunta a tratar de “conservar pruebas” por los serios incidentes ocurridos tras el partido en el que los de Núñez descendieron a la B Nacional.

El fiscal abrió una causa por daños y lesiones en riña, contra particulares.

Además, habría abierto una causa contra la comisión directiva millonaria por supuestamente haber permitido que ingresaran al Monumental más público que el permitido.

Según Galante, River permitió el ingreso de 53 mil espectadores contra las poco más de 40 mil permitidas.

De esta forma, el choque de la Promoción entre River y Belgrano volvió a quedar mezclado con la política y la Justicia.

En el partido de ida, (2-0 en Córdoba), barras de River habían entrado a la cancha y agredido a varios jugadores.

Fuente clarín.com.ar

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here