Alrededor de 120 bomberos apoyados por 40 autobombas trabajaron durante más de tres horas para controlar el siniestro, que afectó a la mitad de la favela y dejó sin hogar a mil personas, informó la Defensa Civil de la mayor ciudad brasileña.

Moinho es una barriada pobre construida en pleno centro de San Pablo. Debido a su proximidad con las vías, las autoridades se vieron obligadas a interrumpir el funcionamiento de una de las líneas férreas locales.

Las primeras pericias apuntan como foco originario del incendio a una antigua edificación utilizada por personas sin vivienda.

Allí es donde fue hallado un cuerpo calcinado y donde también resultó herido un individuo, que sufrió una fractura al saltar de un segundo piso para evitar las llamas.

Fuente : infobae.com

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here