A dónde van las palabras…

 A dónde van las palabras…

“De pequeño solía escuchar: “Las palabras se las lleva el viento”, y me preguntaba si existía un lugar donde todas tenían un fin o sencillamente se mantenían viajando por la eternidad. De alguna manera me resigné al no encontrar la respuesta. Como a modo de compensación, lo que si pude aprender fue el sentido de la irresponsabilidad, podía decir lo que se me antojase, en fin, mis palabras siempre se irían a un lugar, no había forma de herir, dañar, matar o perjudicar…”

 

También te puede interesar...

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.