El Enfermero Luis Quintero salvó a un bebé a través de la maniobra de Heimlich

 El Enfermero Luis Quintero salvó a un bebé a través de la maniobra de Heimlich

El 25 de diciembre en Paso Vera, un bebé de 9 meses se atragantó con una galletita. En medio de la desesperación de la familia, bañeros y visitantes del balneario, el Enfermero Luis Quintero se percató de la situación y actuó para salvarle la vida al niño. 

Los golpes correctos en la espalda y las compresiones lograron sacar al bebé del estado de ahogamiento en el que se encontraba. Aunque la situación de salud del niño ya estaba controlada, de todas maneras se acercó al lugar una ambulancia y fue trasladado al Hospital Urquiza para realizar una placa. 

En Las Cosas por su Nombre, el enfermero contó cómo fue el momento: “Lo apoyé en mi rodilla, empecé a hacer los golpes en la espalda, los 5 golpes. Lo di vuelta y le hice las compresiones toráxicas entre las tetillas del bebe […] ahí empezó a regurgitar. Lo volví a hacer, lo repetí porque eso se repite todas las veces que sea necesario y ahí empezó como a querer llorar. Cuando lo levanté y lo senté que lo llevé para la enfermería, que ya vi que se estaba recuperando empezó a largar el llanto. Ahí me vino el alma al cuerpo.”

Es para destacar que la maniobra se manifiesta de distintas maneras tanto para bebes, adultos y niños grandes:  “En adultos y en niños grandes se aplica de otra manera. Se hacen compresiones abdominales abrazando a la persona y haciendo compresiones hacia adentro y hacia arriba sobre el diafragma, arriba del ombligo.”, dice el enfermero.

Escuchá la entrevista completa:

También te puede interesar...