El gobernador de Jujuy defendió el accionar de la Policía durante el violento desalojo

A cinco días de la brutal represión en un predio de la empresa Ledesma que dejó un saldo de cuatro muertos y más de 60 heridos, el gobernador Walter Barrionuevo salió a deslindar la responsabilidad de los agentes en las tres muertes civiles que ocurrieron el jueves pasado.
Las declaraciones van en concordancia con las del flamante ministro de Gobierno y Justicia, Hugo Echavarri, quien aseguró: “Las muertes no fueron provocadas por balas policiales”.
Además, el funcionario explicó que “hay evidencia que acredita que los ocupantes de las tierras utilizaron armas de fuego en contra el personal policial”, y agregó que los investigadores incautaron tres pistolas “tumberas”.
Fuente clarín.com.ar

También te puede interesar...

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.