Las olas devuelven a las costas 2.000 cadáveres

La marea bajó y dejó al menos 2.000 cuerpos desparramados en la costa oriente de Japón, tres días después del terremoto y tsunami.
La cifra oficial de muertos se elevó a unos 2.800, aunque el jefe de la policía de Miyagi dijo que se calcula poco más de 10.000 personas habrían muerto sólo en esta provincia.
A su vez, hay entre 200 y 300 cadáveres que se han constatado pero que todavía tienen que ser recuperados por los equipos de rescate en Miyagi, la provincia más afectada por el sismo de 9 grados de magnitud en la escala Richter y por el posterior tsunami. Se temen que la suma final de víctimas fatales sea superior a 10 mil.
Un funcionario policial dijo que 1.000 cadáveres fueron traídos por las olas y quedaron esparcidos a lo largo del litoral de la prefectura (provincia) de Miyagi.
El funcionario solicitó el anonimato debido a políticas del departamento. Otro un millar de cuerpos sin vida arrastrados por la marea se hallaron en la península de Ojika, según informó la agencia Kyodo.
En esta comunidad costera, las autoridades todavía no han podido localizar desde el viernes a unas 9.500 personas, la mitad de la población.

También te puede interesar...

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.