“Siempre el recuerdo al querido Negro Apeseche”

 “Siempre el recuerdo al querido Negro Apeseche”

Un 27 de julio muy triste para Concepción del Uruguay y para los amantes de la música. 

A los 91 años falleció el cantor de tango, Héctor Apeseche

El equipo de Radio 9 quiso homenajearlo, es por eso que conversamos con una de las personas que lo acompañó durante estos últimos años, Antonio del Río. 

Muchos, cientos y cientos de presentaciones con el Negro. De acá de la ciudad, del Departamento y otros lugares. He compartido y he tenido el honor, el honor sincero, de ser amigo de él y de ser su acompañante. Uno de sus acompañantes, porque yo siempre digo que el negro era un cantor solista; […] si alguien agarraba una escoba el negro cantaba igual, con una escoba”. 

El Negro Apeseche era dueño de una humildad que lo llevaba a negar el título de “cantor”. Él decía ser alguien a quien le gustaba cantar. Pero a sus 91 años, su manera de cantar, su afinación, su manera de frasear hacían de su voz una presentación única. 

El negro ha sido un ícono de la canción del tango, no sólo en la costa del Río Uruguay, sino en toda la provincia”, asegura su amigo y compañero de escenario. 

La carrera de Apeseche comenzó a sus 16 años, en el año 1946. Desde entonces todas sus presentaciones, para él, fueron un debut y siempre se presentaba como “un cantor que no era”.

El fanatismo de lo jóvenes

Él amaba mucho a la juventud y la juventud lo seguía por su forma de ser”, era un “tipo muy abierto” como persona y como músico cantor, dice Antonio.

Es fácil decir “el Negro fue bueno”, pero toda su vida yo lo recalqué a esto y lo he tenido siempre presente porque lo siento una persona del bien, un cantoraso y repito: siempre se dio para enseñar muchísimo, pero él decia “lo poco que yo se…”. Él sabía mucho y siempre estaba dispuesto a enseñar a la gente que tenía interés”

Antonio y Héctor

Antonio lo escuchaba por radio cuando Héctor tocaba, pero hasta ese momento no había tenido la posibilidad de conocerlo, hablar con él y, mucho menos, ser su amigo. 

Se conocieron en Paysandú entre los años 1963 y 1964: “A partir de ese tiempo nos hicimos grandes amigos, grandes colegas y grandes sinvergüenzas los dos”.

También te puede interesar...