Tras las revueltas en el norte de África, la Gran Muralla de China ahora es digital

China construye y mantiene otra muralla, invisible pero igualmente eficaz, una barrera que frena la libertad de expresión de sus más de 1.300 millones de habitantes y que dificulta la expansión de Internet en el gigante asiático, un proyecto que, según los expertos, intenta abarcar lo inabarcable.
Según el sociólogo Gao Feng, “China pretende controlar todos y cada uno de los movimientos y opiniones de sus habitantes.

Es algo imposible y por mucha censura que se aplique a Internet siempre surgirán nuevas vías de comunicación”.
La última presión del gobierno chino sobre la Red se dio con Weibo, el microblog más importante con más de 200 millones de usuarios en China.

Fuente clarín.com.ar

También te puede interesar...

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.