Una persecución en pleno San Telmo terminó con un peatón muerto

Negligencia. Así caratuló la tragedia Leonardo, el hermano de Ariel Domínguez, el peatón de 22 años que murió de un disparo en la cabeza cuando salía del trabajo en el barrio porteño de San Telmo en un episodio que, por ahora, se nutre de distintas versiones.
Cuando habló de negligencia ante los medios, Leonardo se refería a la policía, pero específicamente al oficial de la Federal que mató a Ariel cuando supuestamente perseguía a tres sospechosos, tropezó y su arma se disparó sola al caer contra el suelo.
El proyectil fue directo a la cabeza de la víctima, quien trabajaba en carga y descarga de camiones sobre la calle Humberto 1°.
En medio del llanto desesperado de la madre de la víctima y del reclamo de familiares que con gritos, insultos y amenazas hacia la policía exigían que retiraran el cuerpo de la calle, Leonardo fue el único que tuvo las fuerzas para hablar:
“Llegamos pensando que había sido un accidente de auto. La versión oficial de la policía es que en medio de la persecución, a un efectivo se le cayó un arma y de rebote la bala impactó en la cabeza de mi hermano, que tenía 22 años”, dijo.
Fuente telam.com.ar

También te puede interesar...

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.