Al aire

El Círculo del 99

Había una vez un rey muy triste que tenía un sirviente, que como todo sirviente de rey triste, era muy feliz. Todas las mañanas llegaba a traer el desayuno y despertaba al rey cantando y tarareando alegres canciones. Una sonrisa se dibujaba en su distendida cara y su actitud para con la vida era siempre serena y alegre.

2 Comments

Comments are closed.

También te puede interesar...

ActualidadAl aireNacional

El terror de los sicarios: Rosario Bajo la Sombra del Narcotráfico

En los últimos meses, la ciudad de Rosario se ha sumido en...

ActualidadAl aireInterés general

El arte de hacer rodar la pelota en el césped perfecto

En el mundo del fútbol profesional, cada detalle cuenta. Desde el más...