Brasil teme un duro golpe por la crisis global y la economía china

El gobierno de Dilma Rousseff está convencido de que el “mayor peligro” para Brasil “viene de Asia”.
Más precisamente, según el ministro de Hacienda Guido Mántega, que el lunes se reunió 5 horas con su presidenta y otros altos funcionarios, una crisis mundial “aguda” impactará en la mayor potencia emergente asiática y provocará su desaceleración, al punto que contaminará al resto del planeta por la vía de una drástica reducción del comercio.
Grandes proveedores de commodities minerales y agrícolas, como Brasil y Argentina, están en la primera línea de quienes sufrirán ese tsunami.

También te puede interesar...

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.