Detenido por presunto abuso sexual ¿cómo funciona la Policia?

 Detenido por presunto abuso sexual ¿cómo funciona la Policia?

El sábado por la noche, pasadas las 22 horas, el Comando Radioeléctrico recibió el llamado de una vecina de la ciudad advirtiendo que en una finca ubicada en Calle Galarza entre Erausquin y Larroque se estaría cometiendo un delito sexual. 

Al llegar al lugar, el personal policial es recibido por una menor de 15 años quien asegura haber sido víctima de abuso sexual por parte de su padre. La denunciante fue retirada del lugar de manera inmediata quedando a resguardo y en contención de personal policial femenino. 

Se procedió a la detención del acusado, un hombre de 53 años perteneciente a una fuerza de seguridad nacional. La Fiscal Dra. María Becker dispuso que se proceda al traslado del presuntoa busador a la sede de Comisaría Primera para luego quedar detenido acusado de Abuso Sexual. 

¿Cómo debe actuar la Justicia?

Teniendo este caso como disparador, conversamos con la Comisario Juliana Garay quién está a cargo de la Comisaría de la Minoridad y Violencia Familiar de la ciudad de Concepción del Uruguay con la intención de conocer cómo es el tratamiento de los casos de abuso sexual y violencia de género. 

El caso en particular mencionado en los primeros párrafos se encuentra en periodo de investigación, tratando de determinar la culpabilidad o no de esa persona, la cual será determinada cuando exista una sentencia. Esta es la primera mirada que tienen este tipo de delitos. Por otra parte, tal como nos describe la Comisario, la intención es evitar los procesos de revictimización de la víctima “más en este contexto, en donde estamos hablando de una situación familiar. Son procesos muy duros. La idea es preservar la integridad de esa persona”. 

La premisa que corre dentro de la Policía es “no posicionarse” en decir si creen o no a la víctima, sino darle el marco legal que corresponda. Pero siempre brindando una contención y legalidad que requieren estos casos. 

¿Más casos o más conciencia?

La Comisario Juliana Garay está hace dos años a cargo de la Comisaría de la Minoridad, pero hace más de 15 año que presta servicios en el mismo lugar: “lo que puedo ver es que más allá que hay un crecimiento exponencial de las intervenciones de la policía hay varios motivos por lo que ocurre esto. Cada vez hay una conciencia más comunitaria, individual de que estas situaciones no hay que neutralizarlas y por lo tanto se puede pedir ayuda, se puede denunciar y entonces eso hace que aumente la cantidad de intervenciones.”

Estas situaciones solían quedar dentro del ámbito familiar argumentando, muchas veces, que era un “problema de pareja” y que nadie debe meterse. Sin embargo, en la actualidad ya no se trata de la misma manera y queda claro que se trata de una vulneración de los derechos de una persona, donde sufre una serie de delitos y en los que debe intervenir el Estado. 

“Hoy en día hasta te podría decir, no interesa tanto, muchas veces, lo que opine la víctima. Nosotros intervenimos igual. […] muchas veces hasta en contra de la voluntad de la víctima”

Comisario Juliana Garay – Comisaría de la Minoridad y Violencia Familiar de Concepción del Uruguay

Niñas, niños y adolescentes

Cuando hablamos de delitos sexuales a niños, niñas y adolescentes, lamentablemente las estadísticas a nivel mundial demuestran que la mayoría de ellos ocurren dentro del ámbito intrafamiliar. Esto produce que exista una gran dificultad para poder trabajar, acceder y proteger a esos niños. 

Lo positivo con lo que se encuentra la Justicia en la actualidad es la facilidad con la que algunos chicos acceden a información. De todas maneras, es sabido que muchos de ellos naturalizan distintos hechos y no comprenden que han sido abusados hasta una determinada edad, muchas veces ya llegando a su adultez. 

“Lo que uno puede ver es que a menor edad, más chicos se van dando cuenta de que lo que les ocurre no está bien gracias, por ejemplo, a la ESI. Porque los chicos aprenden a entender un montón de cosas con su cuerpo […]. Y por otro lado, también, los servicios de salud: tenemos una muy buena comunicación. Cuando ellos ven que en un control de una salita una situación que le llama atención que le podría configurar una posible consecuencia de un abuso nos llaman enseguida. Y después la familia y la escuela, donde los chicos tienen más voz y se los escucha.”

Comisario Juliana Garay – Comisaría de la Minoridad y Violencia Familiar de Concepción del Uruguay

También te puede interesar...