Al aire

Envejecer es Obligatorio… Madurar es Opcional…

“El primer día en la universidad nuestro profesor se presentó y nos pidió que procuráramos llegar a conocer a alguien a quien no conociéramos todavía. Me puse de pie y miré a mí alrededor, cuando una mano me tocó suavemente el hombro. Me di la vuelta y me encontré con una viejita arrugada cuya sonrisa le alumbraba todo su ser. ‘Hola, buen mozo. Me llamo Rose. Tengo ochenta y siete años. ¿Te puedo dar un abrazo?” Me reí y le contesté con entusiasmo: ‘¡Claro que puede!’ Ella me dio un abrazo muy fuerte…”

 

1 Comment

Comments are closed.

También te puede interesar...

ActualidadAl aireInterés generalProvincia

La Industria Forestal en Entre Ríos: Un Potencial Despertar

En una reciente entrevista en Radio 9, el Ing. Fernando González, experto...

ActualidadAl aireInterés generalNacional

Guillermo Moreno busca unir al peronismo

Guillermo Moreno, una figura icónica en el ámbito político argentino y exsecretario...

ActualidadAl aireNacional

El terror de los sicarios: Rosario Bajo la Sombra del Narcotráfico

En los últimos meses, la ciudad de Rosario se ha sumido en...