Hay menos hacienda y siguen los altos precios

Desde que el ex presidente Néstor Kirchner decidió en 2006 cerrar las exportaciones de carne e inauguró una política ganadera que se mantiene hasta ahora, el sotck bovino pasó de 60 millones a 48 millones de cabezas.
La cifra surge según los datos oficiales de la última vacunación contra la fiebre aftosa.
Un bajo stock implica una menor parición de terneros. Y eso replica en la consecuente contracción de la oferta de carne.
En 2010 la faena fue de solo 11,8 millones de cabezas y la producción de carne llegó a 2,61 millones de toneladas.
Sin carne suficiente, la suba del precio al consumidor ya ronda el 120% respecto de fin de 2009 y el consumo interno cayó de 70 a 58 kilos anuales por habitante.

También te puede interesar...

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.