Hungría: absuelven a uno de los últimos criminales de guerra nazis aún vivos

El húngaro Sandor Kepiro, de 97 años, considerado uno de los últimos criminales de guerra aún vivos, fue absuelto por el Tribunal de Budapest de la acusación de estar involucrado en una masacre cometida en Serbia en 1942, sobre todo contra judíos.
Kepiro estaba acusado de participar en la masacre de Novi Sad cuando, tras la invasión a Serbia de la Wehrmacht nazi –con apoyo del ejército húngaro– fueron asesinados al menos 1.200 civiles, judíos y serbios. Kepiro comandaba una de las 200 patrullas que participaron en la masacre y estaba acusado de matar a 36 personas.
Sandor Kepiro no ha cumplido nunca una pena: al término de la Segunda Guerra Mundial huyó a Argentina donde vivió durante más de medio siglo antes de volver a su patria, en 1996.
Fuente clarín.com.ar

También te puede interesar...

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *