La muerte de la joven concordiense obliga al cambio de carátula de la causa

El fallecimiento de la joven concordiense que resultara con gravísimas quemaduras en la explosión del domicilio donde existía una cocina de cocaína, más allá de que era previsible, causó conmoción en la Ciudad del Citrus y esto demanda el cambio de carátula de la causa que se sigue en la Justicia ordinaria, que va paralelamente a la que se inició en el Juzgado Federal de Concepción del Uruguay.
Producto de las terribles quemaduras de grado A y AB que le afectaban el 85 por ciento de su cuerpo, María Elizabeth Tamay de 20 años, falleció en la sala de terapia intensiva del hospital Delicia Masvernat.
La joven oriunda de Chajarí murió alrededor de las 20.30 del miércoles, tras una falla cardiaca, pese a los esfuerzos médicos, que en un momento pensaron en un traslado, lo que se desestimó con el agravamiento del estado de salud.

También te puede interesar...

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.