Lali Juarez: “Tatuar mis cicatrices fue una liberación interior”

 Lali Juarez: “Tatuar mis cicatrices fue una liberación interior”

La historia de Lali comienza hace 10 años. 

Tenía 18 años. La mañana del 25 de agosto de 2010 su papá se fue a trabajar y su mamá aprovechó para ir a la peluquería. Lali, sola en su casa, se levantó y calentó agua para tomar un té; el agua hirvió y se sirvió el té. Empezó a sentir olor a quemado y no comprendía de dónde venía.

Era el puño de su campera. 

“Por la inexperiencia” dice Lali, comenzó a correr por toda la casa no teniendo en cuenta que eso reavivaría el fuego. Y así fue. Corrió hasta la puerta que daba al patio de la casa, el oxígeno al abrirla, hizo que la situación se dificultara aún más. Sufrió quemaduras en el 30% de su cuerpo. 

Tiene quemados los dos brazos, el pecho completo y el cuello.

Hice los primeros auxilios sola

Lali Juarez

Luego de salir al patio en la desesperación de querer apagar el fuego “empecé a asustarme cada vez más porque sentía la llama del fuego subía a la cara”. Ingresó corriendo a su casa y se colocó debajo del agua. En un primer momento, esa lluvia fue fría y logró apagar el fuego, hasta que comenzó a salir caliente. También se quemó el cuerpo con agua caliente. 

Cierro el agua caliente, abro el agua fría y empiezo a sentir una  sensación de relajación total. Una sensación que nunca más volví a sentir”. 

Lali Juarez

Luego de desprenderse del cuerpo el camisón pegado a la piel, llamó a la ambulancia que jamás llegó. En su desesperación (y no tanto) llamó a la mamá de una amiga, quien fue la primera persona que vio a Lali quemada.

Lo que ella recuerda de este momento es el grito de la mujer al ver sus quemaduras, y la atención que prestó al cerrar ella misma su casa, las ventanas, el detalle de entrar su perra a la casa y cerrar la puerta con llave. “le di la llave y no recuerdo más nada hasta que me desperté una semana después en terapia intensiva”.

Lali estuvo 1 mes en terapia intensiva y 2 meses en sala común. La primera semana estuvo en coma inducido por el dolor que le generaban las heridas. Cuando despierta, pensando que habían pasado apenas unos minutos luego que su cuerpo se incendiara, desconocía que ya había pasado por 7 operaciones. En total, fue operada en 33 oportunidades

La “ficha” cayó el día “que me di cuenta que me habían pelado”

Cuando me voy a rascar la cabeza siento que no tengo pelo. Ahí es cuando me agarra una crisis terrible”.

Lali Juarez

Después del alta: lo más difícil de todo

“Dos años de mi vida no salí a la calle” cuenta Lali sobre su historia. Luego de recibir el alta, comenzaba la rehabilitación. Cada día que tocaba ir a la Clínica, un remis llegaba a la puerta de su casa y la trasladaba: “esperaba adentro del remis a que sea mi turno. Me avergonzaba terriblemente. La mirada del otro es hiriente”.

 Tatuajes sanadores

Un día cualquiera, Lali, una amiga y su mamá, navegando por Redes Sociales dieron con el perfil de Candelaria Tinelli: “vos te tenes que tatuar todas tus cicatrices”, le dijo la mamá de su amiga. Lali descreía que era posible por no tener una “piel sana”.

Pero luego de investigar, dio con la Fundación Mandinga Tattoo, y comenzaron con las sesiones. 

“Más allá de lo físico, el arte del tatuaje me sanó el alma. En un principio quería ocultar mis cicatrices porque me avergonzaban, pero a medida que fue pasando el tiempo y haciendo mis sesiones de tatuajes, me di cuenta que mis cicatrices siempre van a estar. No tengo por qué ocultarlas, porque no es nada malo. Yo no hice nada malo. A cualquiera le puede pasar. Aprendía a quererlas y aceptarlas y ahora, inclusive, ni siquiera las tengo todas tatuadas. Las acepté y no quiero ocultarlas”

Lali Juarez

Fundación Mandinga Tattoo: “Transformar el dolor el arte”

Nació en mayo de 2019, después de apadrinar escuelas rurales en el interior del país y asistiendo a mujeres que padecieron cáncer de mamas. A estas mujeres, les reconstruyen sus areolas mamarias de manera completamente gratuita. La Fundación define a sus Tatuajes Sanadores como “una vuelta a la vida para todas aquellas personas que por algún motivo especial les tocó vivir la traumática experiencia de ver afectada su imagen y salud por accidentes de todo tipo”.

Entrevista Lali Juarez

También te puede interesar...