miércoles , 12 junio 2024
Interés generalProvincia

Raptor: el perro pastor que protegió a un corderito recién nacido a orillas de un arroyo

La historia de este Pastor Maremmano Abruzzese está recorriendo el país. 

Es el protector y compañero de las ovejas que crían en la Cabaña “Don Alberto” en Irazusta, a pocos kilómetros de Gualeguaychú. 

La historia de esta familia comienza 22 años atrás, cuando Matías Márquez decidió dejar su trabajo en el conurbano bonaerense para dedicarse a la cría de ovejas. 

En 8 hectáreas, él y su esposa, Erica, logran una majada de 60 madres Hampshire Down, u ovejas “cara negra” como también se las conoce. 

Hace 3 años, algunos perros salvajes atacaron y mataron a 33 del total de las 60 ovejas que tenían en su cabaña: “Fue un desastre para la familia, todo lo que había construido de un día para el otro lo perdí. En ese momento, cada oveja se vendía a $30.000, fueron en total unos $900.000”, dijo Márquez a La Nación

Luego de semejante pérdida, Erica y su marido tenían la necesidad de buscar una solución y/o prevención ante estos posibles ataques. Fue entonces cuando unos amigos uruguayos le recomendaron la raza Maremmano Abruzzese. 

Una raza originaria de la Maremma toscana, y la más antigua de Italia. Con una mirada intimidante, son perros de gran porte que llegan a pesar hasta 60 kilos los machos y entre 40 o 45 kilos las hembras.

Me hicieron contacto con los criadores, empezamos la conversaciones y la importación. Primero trajimos al mocho y al año siguiente trajimos la hembra”. 

La historia de Raptor

Raptor ya es uno más entre las ovejas. Las acompaña, protege y regresa con ellas al corral. Pero una noche él no volvió. 

Más o menos al atardecer, las ovejas vuelven solas a su corral. Ya están acostumbradas. […] al ver que el macho no regresaba, esperamos un rato más para ver si volvía solo; ya estaba empezando a oscurecer, entonces mi marido decidió ir a recorrer los potreros para ver qué pasaba, por qué no volvía. Llegando al último potrero que da contra un arroyo, encuentra al perro echado y de lejos él lo vio y le movió la cola. Mi marido lo llamó pero el perro no se levantaba, no volvía. Lo único que hacía era mover la cola. Cuando se acerca más ve que hay un corderito arrolladito al lado del perro”

La oveja que había parido al corderito, al ver que las demás volvían al corral, ella también lo hizo, dejando al animal sólo, sin limpiar ni curar en el suelo. 

Fue Raptor quien lo limpió y le curó el cordón umbilical. Lo extraño, y conmovedor al mismo tiempo, es que es una acción que, generalmente, lo hace la perra por su instinto materno. Pero en este caso, Raptor fue quien se encargó de cuidarlo hasta que sus dueños se percataran que él no volvía; y así verían al corderito. 

Erica nos cuenta que esta raza ya tiene instinto en sus genes, pero se debe despertar. 

A los 45 días de vida del perro, se hace el destete. Luego van a un corral con 2 o 3 ovejas para un periodo de adaptación tanto de la oveja con el perro y del perro con las ovejas. Una vez esto suceda, se incorporan más ovejas y se van rotando para que socialicen con otras. Luego ya llega la convivencia con las demás en el campo.Son perros de trabajo o de protección, pero también son muy buenos con sus dueños, porque los toman como su familia. En el caso de los que se encuentran en la Cabaña “Don Alberto “son muy celosos de la gente que viene y de todo lo que es animales que pueda llegar a hacerle daños a las ovejas”. 

También te puede interesar...

ActualidadInterés general

Cuáles son los números de la elección en el país democrático más grande del mundo

El primer ministro de la India, el nacionalista hindú Narendra Modi, proclamó...

ActualidadAl aireInterés generalProvincia

La Industria Forestal en Entre Ríos: Un Potencial Despertar

En una reciente entrevista en Radio 9, el Ing. Fernando González, experto...

ActualidadAl aireInterés generalNacional

Guillermo Moreno busca unir al peronismo

Guillermo Moreno, una figura icónica en el ámbito político argentino y exsecretario...