Según la autopsia, Aramayo murió por un "edema pulmonar y cerebral"

El fiscal de instrucción Patricio Lugones resolvió apartar a la Policía Federal de la investigación por la muerte de Ramón Aramayo, el simpatizante de San Lorenzo que falleció previo al partido que el equipo de Boedo debía disputar con Vélez, en Liniers.
A su vez, la ministra de Seguridad, Nilda Garré, pasó a “disponibilidad preventiva” a tres suboficiales de la fuerza policial.
Además, ya se conocieron los primeros resultados de la autopsia: la muerte fue por un edema pulmonar y cerebral.
La Gendarmería Nacional fue designada por el fiscal para llevar adelante las tareas de investigación sobre lo que ocurrió en la víspera, y la decisión tiene “carácter preventivo”, ya que no está aún determinado cómo se produjo la muerte de Aramayo, ni si tuvo incidencia directa el episodio del “cacheo”, que la propia policía reconoce que existió.

También te puede interesar...

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.