“Si enseñamos para que aprueben ¿Dónde quedó el aprender?”

 “Si enseñamos para que aprueben ¿Dónde quedó el aprender?”

El tiempo pasa y las maneras de aprender ya no son las mismas. O no deberían. 

Laura Lewin, formadora docente y especialista en educación, presentó el 23 de octubre su nuevo libro: “La Nueva Educación – de la escuela el saber a la escuela del ser”

En este libro, Laura propone reflexionar sobre el sistema educativo y la necesidad de reformarlo, teniendo en cuenta que la manera de aprender en otros tiempos se diferencia muchísimo de la manera en la que los chicos aprenden hoy en día. 

En diálogo con Radio 9, Lewin asegura: “necesitamos transformar la educación. Los chicos van al colegio, estudian, rinden, aprueban y a los cuatro días se olvidan de todo”. En la misma sintonía queda en evidencia un sistema educativo que “enfatiza más con la nota que el aprender”, y se pregunta: “¿a qué están yendo los chicos a la escuela? ¿a aprobar?”. 

Para Laura, en esta “nueva educación” es necesario poner el foco en los chicos, implementando nuevas maneras de enseñar para que los alumnos puedan aprender. 

Aprendizaje ACTIVO

Estamos en el momento perfecto para comenzar a hablar de una educación disruptiva, “romper con el currículo, con las metodologías y con las modalidades de transmisión del conocimiento”, teniendo en cuenta las nuevas alternativas de aprendizaje. Esto, explica Laura, significa poner en práctica ese contenido, sin tener que caer en la única alternativa de “repetir como loro”, algo que tal vez no entendieron. 

Estas metodologías de aprendizaje activo pueden ser, por ejemplo, “hacer una sala de escape para reforar y practicar contenidos. Trabajar con el concepto de aula invertida; invertir el lugar y el tiempo: los chicos en casa ven un video corto, aprenden a su ritmo, a su tiempo, pueden ver el video las veces que necesiten y cuando volvamos al aula, lo hacemos para poner todo ese contenido en acción, hacer algo con ese contenido”, dice Lewin. 

Si hablamos de cambios de paradigmas, de metodologías y la incorporación de la tecnología, no podemos negar que los chicos de hoy en día, tienen muchísimos más estímulos por día y consciente de esto, la capacitadora docente explica: “cuando yo era chica miraba tele y tenía 3 o 4 canales […]. Hoy […] tik tok dura 10 segundos, las redes sociales, (los chicos) hacen panzadas de Netflix, los canales en la tele, YouTube. Parece ciencia ficción pedirles que estén sentados de una manera antinatural por tanto tiempo”. 

Potenciar la diferencia

Para Laura, la escuela se asemeja más a una fábrica que a una institución educativa: “entran al colegio de acuerdo a su fecha de nacimiento. Hacen todos las mismas materias, al mismo tiempo, la misma prueba para todos, al mismo tiempo, salimos todos al recreo, volvemos todos a la misma hora aunque no estemos listos para avanzar”.

La nueva educación de la que ella habla, tiene relación con que cada chico es diferente, “único como única tiene que ser su educación”

“Tenemos que aprender a identificar, desarrollar y potenciar el talento en los chicos y eso en una cubetera no lo podes hacer. Eso en una fábrica no lo podes hacer. “

Laura Lewin

También te puede interesar...