Strauss-Kahn muy vigilado, en un lujoso edificio de Manhattan

El ex jefe del FMI, Dominique Strauss-Kahn, acusado de delitos sexuales, pasa sus días de arresto domiciliario en un departamento en Nueva York tras pagar una millonaria fianza, sin derecho a ningún tipo de salida excepto por razones médicas.
Acusado de intento de violación y agresión sexual a una empleada del hotel Sofitel en Nueva York, el hombre fuerte de las finanzas obtuvo la excarcelación a cambio de estrictas condiciones, entre ellas el pago de una fianza de un millón de dólares en efectivo y cinco millones más en garantías.
Los vecinos del edificio -que tiene piscina y gimnasio- se mostraron sorprendidos e inquietos por la llegada de Strauss-Kahn, que había pasado cuatro humillantes noches en la prisión de Rikers Island.

También te puede interesar...

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.