2 de abril: Día Mundial de concientización sobre el Autismo.

La Asociación Hablemos de Autismo de la ciudad, realizará una intervención en el predio Multieventos. Se pintarán juegos en el suelo para que puedan participar todas las personas, sin importar edad ni condición. El objetivo es hacer hincapié en los derechos de cada individuo, y en este caso: el derecho al juego. 

En marco a este día y esta actividad, conversamos con Celeste Klug, presidenta de la Asociación, sobre todo lo que significa el espectro autista. Queda en evidencia la falta de información que aún hay sobre este tema cuando todavía se discrimina a las personas que tienen esta condición. 

Celeste y los integrantes de Hablemos de Autismo confirman que la desinformación sobre los desafíos a los que se enfrentan estas personas en su desarrollo sociocomunicacional desencadenan una discriminación: “no es un ataque, sino que es falta de información”. 

El autismo no es sólo la condición que produce el aislamiento de la persona, o la imposibilidad de la persona en tener contacto, tal como explica Celeste muchas veces, también se les dificulta entender toda la diversidad en la comunicación: “son personas que quizás no entienden algunos chistes, ironías, la parte pragmática de la comunicación. Ahora hay personas que tienen un diagnóstico difrenciado y se trata de personas con trastornos en el lenguaje pragmático”.

Si bien, las condiciones del espectro autista, principalmente, son aquellas que alteran la capacidad de una persona para comunicarse y relacionarse con el otro, existen muchas variables: “hay personas que tienen asociados una discapacidad intelectual y otras que no, que tienen inteligencia promedio. Hay personas que tienen el lenguaje oral fluído y hay personas que no tienen lenguaje oral, pero sí se comunican. Hay otros problemas, por ejemplo, gastrointestinales, inmunológicos, que tienen que ver con problemas médicos que algunas personas lo tienen y otras no. Hay personas que hablan por demás y que están dentro del espectro. Justamente ahí, la comunicación no es funcional […], esas personas pueden pasar como maleducadas, quizás y no lo son. Ahí hay una dificultad que necesita un apoyo para poder organizarlo”, explica. 

“La mirada más global que uno tiene sobre el autismo que están como aislados, desconectados y hay otras, que por el contrario, están como demasiado pegados a la persona, no miden la distancia, no miden la forma de la comunicación. Entonces puede ser que esa persona esté dentro del espectro y es muy diferente a la que uno visualmente reconoce.”

Celeste Klug – Hablemos de Autismo

¿A qué edad empezar a prestar atención en los niños?

Todas las condiciones del espectro autista se dan desde la más temprana infancia. El patrón de inicio de los síntomas es desde su nacimiento y, algunas otras, aparecen a partir del año hasta los 2 años y medio. En este último caso, pierden habilidades que ya habían adquirido; son los conocidos patrones regresivos.

Hay personas que nacen con un desarrollo típico que luego van perdiendo habilidad y ahí es cuando hay que consultar. Cuando más temprano se consulte, mejor. Es una conexión del neurodesarrollo, entonces se puede trabajar, intervenir en ese desarrollo que está recién comenzando y que está mucho más plástico, que con los apoyos necesarios puede desarrollar su trayectoria”. 

Celeste Klug – Hablemos de Autismo

En estos casos no hay que asustarse ni preocuparse demasiado, pero sí atendiendo. Por ejemplo, en los primeros meses de edad los niños desarrollan la llamada “sonrisa social” y comienzan, a los 6 meses aproximadamente, a prestarle más atención a su entorno; si no tenemos sonrisa social o le presta más atención a los objetos o ya teniendo un año o año y medio no pronuncia palabras es momento de consultar ocn un profesional. 

Hablemos de Autismo pide no quedarse con el “esperá”: “nosotros promulgamos lo contrario: no hay que esperar, hay que consultar. Consultar a un fonoaudiólogo, un psicopedagogo, alguien que dentro de la rama que se está viendo que no va en el desarrollo típico”, pide Celeste. 

Si bien, los síntomas aparecen en la primera infancia, puede suceder que el diagnóstico se de en la adolescencia e, incluso, en la adultez. Esto significa que durante todo su desarrollo han tenido dificultades a nivel social, como por ejemplo, entablar amistades, relaciones sentimentales y empleo, pero nunca recibieron el apoyo necesario. De adultos o adolescentes, realizan un diagnóstico y se dan cuenta que están dentro del espectro autista. 

¿Timidez o síntoma del espectro autista?

Ante esta pregunta, Celeste es muy clara: “obviamente que hay personas que por su característica personal, suelen ser mucho más tímidas y más retraídas. Pero acá estamos hablando de personas que no pueden tener un desarrollo funcional de su vida, que no pueden conseguir un trabajo, que no pueden tener una relación sentimental porque hay algo más que está impidiendo esto. No es sólo la timidez o la vergüenza, sino que ya interviene en su desarrollo funcional.”

Tratamiento

No hay medicación ni un trabajo que se realice en algunos meses para revertirlo. Su tratamiento se efectiviza desde la más temprana edad. Por eso es importante la detección temprana del espectro, para así realizar el apoyo necesario y llegar a una adolescencia y adultez sin la necesidad de tanto apoyo, teniendo una vida independiente. 

https://radio9digital.net/wp-content/uploads/2021/03/30-03-2021-Celeste-Klug-Hablemos-de-autismo.mp3
Exit mobile version
%%footer%%