Transmitir con La Voz: cantar con disfluencia

 Transmitir con La Voz: cantar con disfluencia

Hace algunos días, en La Voz Argentina, nos conmovimos con la historia, la voz y la manera de transmitir de Francisco Benítez. 

Francisco es el cordobés de 22 años que hizo llorar al jurado del programa con su interpretación de “Todo cambia”, canción emblemática de Mercedes Sosa. Luego de escucharlo cantar y girar sus sillas con el deseo de sumarlo a sus equipos, los coaches notaron una dificultad en el habla del participante

Sufro de tartamudez, desde los 6 años. Me costó un poco seguir con la vida. Lo que me salvó fue esto; es como que lo que no puedo decir lo canto para que le llegue a la gente. A mi me encanta mucho cantar con el corazón”. 

Cantar con disfluencia

Pese al trastorno en el habla de Francisco, al cantar no hay ningún rastro de esta tartamudez. Conversando con la Fonoaudióloga y amiga de la casa, Graciela Della Giustina, comprendimos que el canto y el habla van por “caminos diferentes”; lo que provoca que al momento de cantar no existan las interrupciones. 

¿Qué es la disfluencia?

Es un trastorno en el ritmo del habla, que se da en la comunicación con el otro. En mi propio ritmo es donde tengo esas interrupciones”, nos explica la Fonoaudióloga. 

Si bien es lo que se conoce popularmente como “tartamudez”, el término correcto es DISFLUENCIA. 

Della Giustina continúa explicando que el cerebro tiene varias áreas, entre ellas el área del lenguaje y el sistema motor del habla. Al momento de transmitir un mensaje, de comunicarse con el otro, el sistema motor del habla tiene un déficit produciendo esas interrupciones características en el ritmo del habla. Estas interrupciones pueden ser leves, moderadas o severas.

No todas las personas presentan de la misma forma el síntoma de la disfluencia, pero es sólo en comunicación. Por eso cuando cantas, cuando recitas cosas automáticas en otro ritmo que no es el de tu habla, ahí la fluidez aparece. Son muy pocos los casos en los que la disfluencia se da hasta en el canto”. 

La disfluencia no es una lesión neurológica ni una enfermedad, es por eso que no tiene cura. Es un trastorno neurofuncional en el ritmo del habla, que produce interrupciones, repeticiones, espasmos, saltos o bloqueos que pueden ser en la primera sílaba. 

Este trastorno puede aparecer en distintas etapas de la vida. Podemos tener predisponentes y aparecer en la niñez, siendo el desencadenante alguna situación emocional. 

En cuanto a los tratamientos, se puede dar tanto en la niñez y en la adultez, siendo diferentes en ambas etapas de la vida. 

Escuchá la nota completa

También te puede interesar...