Voluntaria vacuna Pfizer: “me hice un estudio en forma privada y si, tengo anticuerpos “

 Voluntaria vacuna Pfizer: “me hice un estudio en forma privada y si, tengo anticuerpos “

El Laboratorio Pfizer, anunció el 9 de noviembre que su vacuna contra el Covid-19, presenta una efectividad superior al 90%. En Argentina se han presentado voluntarios con el objetivo de colaborar con la investigación y dar con la vacuna que nos acerque a nuestra vida antes de esta pandemia. 

Lila Artusi, docente de Biología es una de esas voluntarias. En contacto con Las Cosas por su Nombre, dio detalles sobre su decisión.  

El primer contacto fue gracias a una amiga bioquímica, quien fue la primera en recibir un e-mail en el que Pfizer pedía voluntarios. “Yo me anoto”, dijo Lila. Completó el formulario y al poco tiempo se contactaron para confirmar su interés y enviar un turno para presentarse en el Hospital Militar. 

Desde el transporte, ida y vuelta, recibirla en el Hospital con una bolsa que contenía en su interior el convenio de consentimiento, alcohol, barbijo, una vianda y un celular; un médico referente que se encarga del seguimiento de cada paciente y la posibilidad de eliminar todas las dudas que a Lila, o a los demás voluntarios se les presentaran:

“Lo primero fue una entrevista con un médico en donde hablamos de mi salud, que remedios tomaba, que enfermedades había tenido y comentar todo el consentimiento en donde explican de qué se trata la vacuna, como es la tecnología, cómo es el estudio que la mitad recibía placebo, la mitad recibía vacuna”.

Lila Artusi – Voluntaria Vacuna Pfizer

La duda de Lila partía del tiempo de duración de este estudio: dos años. Son dos dosis, con extracciones de sangre al mes, otra a los seis meses, luego al año y, finalmente a los 2 años. “¿Qué pasa si en dos años sale una vacuna mejor?”. En estos casos, se realizará la apertura del protocolo y se evaluará si se la puede colocar, si no es incompatible o si el voluntario ha recibido placebo. 

Hay anticuerpos

El estudio se llama Doble CIego, lo que significa que ni el paciente o voluntario ni el Médico tienen conocimiento si se a esa persona se le ha aplicado la vacuna o el placebo. Lila decidió realizarse el estudio de anticuerpos, de manera privada para saber qué fue lo que le colocaron y se llevó una grata sorpresa: tiene anticuerpos. 

Hay tranquilidad. Me sigo cuidando, sigo usando barbijo, me lavo las manos, me pongo alcohol por todos lados pero la sensación de tranquilidad es grande, está buena”.

Lila Artusi – Voluntaria Vacuna Pfizer

Las sospechas sobre haber recibido la vacuna Pfizer existían, debido a las líneas de fiebre que su cuerpo subió luego de la colocación de la primera y segunda dosis. Aún queda tiempo de estudio, y conocer en las siguientes extracciones de sangre cuánto tiempo duran esos anticuerpos en su cuerpo y en el de sus colegas voluntarios. 

“Antes de darnos la vacuna, nos hicieron un hisopado en el Hospital Militar, y nos extrajeron sangre para tener la primera muestra, o sea que si yo seguí en el estudio es porque no tenía anticuerpos. De ahí en más, yo no tuve contacto con nadie que haya tenido Covid, estoy en mi casa, no he tenido ningún síntoma de nada. Así que los anticuerpos míos son sí o sí por la vacuna”.

Lila Artusi – Voluntaria Vacuna Pfizer

Celular

Dentro de la bolsa que le dieron la primera vez que ingresó al Hospital Militar, había un celular pero el cual tiene una única función, completamente relacionada a esta investigación: “Lo único que tiene es una aplicación para que nosotros una vez por semana, informemos si tenemos Covid. Porque si tenemos Covid, puede ser que la vacuna no haya funcionado, que nos hayan dado el placebo o que haya pasado alguna cosa”. 

¿Cómo te animaste?

“Yo venía escuchando a Fernando Polack, que es Médico, Pediatra, Infectólogo, Investigador, me parecía lo más serio que había, además de que la vacuna era hecha por Pfizer que es una empresa conocida y esta empresa alemana Bio-Ntech que es la que desarrolló el sistema de ARN mensajero yo ya la conocía en remedios para el cáncer, y conocía casos de éxito en curas de cánceres que de otra manera que no era con esta inmunoterapia, no se curaban. Así que también tenía confianza en esta tecnología del ARN mensajero. Como profesora de biología algo sabía del tema, además siempre me interesó. También mi confianza venía de eso, de la gente que la estaba haciendo y de saber que esta tecnología estaba funcionando

“Realmente me siento tranquila. Es una cosa bien llevada. Si lo que tenemos que hacer es llevar tranquilidad a la gente, realmente esto se está haciendo en serio”

Lila Artusi – Voluntaria Vacuna Pfizer

También te puede interesar...