Zelaya vuelve a Honduras dos años después del golpe

“Golpes de Estado nunca jamás” fue lo primero que dijo Manuel Zelaya dos años después de dejar el poder y el país a punta de bayoneta.
Junto a él cientos de seguidores acudieron ayer hasta el aeropuerto de Tegucigalpa para recibir a “su presidente”.
Estudiantes, campesinos, obreros, feministas e indígenas llegados de todo el país que agitaron banderas y entonaron “el pueblo unido jamás será vencido” para recibir al hijo pródigo que, con guayabera y sombrero cowboy, llegó del exilio.
La izquierda pudo por fín agitar las banderas rojas que había escondido durante este tiempo.
Un desahogo colectivo en el que también participaron ex ministros, diplomáticos, presidentes centroamericanos y el secretario general de la OEA, José Miguel Insulza.

También te puede interesar...

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.